Keep it simple

Just keep it simple…

7 pasos para desarrollar una estrategia de contenido – Parte 2. Plan

Javier Murillo Acuña – Axeleratum.com

Tomando en consideración, cultura, tecnología y procesos existentes hasta el momento, intentaré acotar a 7 pasos una metodología pragmática para que las PyMEs aprovechen los valores del contenido a través de una estrategia.

  1. Estrategia. No hay ningún plan sin una buena estrategia. Como he dicho innumerables veces en las conferencias que he dado ante PyMEs en Latinoamérica. Una estrategia no es más que: reconocer dónde estamos ahora, plantear una visión, determinar dónde queremos estar en el futuro y nuestra idea de cómo llegaremos del punto “A” al punto “B”; esa es la estrategia. Cuándo se refiere a innovaciones, como es éste el caso, en cuanto a contenidos, hay que seleccionar solo una pequeña parte de la organización para probar. Ejemplo: contenidos para entrenamiento interno ó contenidos para publicar en el portal de Internet.
  2. Plan. Aterrizar un buen plan que contenga puntos básicos como: objetivos alcanzables y logrables, actividades (pocas) pero de alto impacto, responsables comprometidos con la visión, un cronograma de tiempo que permita tener puntos de control con base en métricas, objetivos de corto plazo y mediano plazo para ganar confianza y adeptos, y sobre todo un líder que se comprometa a que la prueba sea un éxito.
  3. Procesos. Determinar por escrito el macro proceso de desarrollo de contenidos para la prueba piloto, y considerar un par de procedimientos para lograrlo, es importante que el líder del proyecto tenga el control de éste proceso durante todo el proyecto. Como recomendación considere un proceso, no como la forma de controlar actividades, sino como la forma de comunicar personas.
  4. Tecnología. No existe proceso exitoso si no tiene asociada una tecnología que lo documente y promueva su flujo. En lo personal he probado con dos tecnologías de colaboración: Groove de Microsoft, la cual me funcionó muy bien, sin embargo, no tenía asociadas herramientas de colaboración externas; por lo que era difícil intercambiar entre programas para colaborar completamente. Y Google Apps, que es la que uso ahora con mis equipo, en el ambiente de colaboración de Google hay varias herramientas asociadas, aunque cabe decir que siguen en construcción y a veces eso limita, pero Google está un paso adelante con este ambiente que lo que está Microsoft. Lo que le falta a Google es la administración de tareas referentes a un proceso, pero van por buen camino.
  5. Metodología. La conjunción de estrategia, plan, procesos, tecnología y GENTE dan por resultado una metodología (no es el momento para hablar específicamente de la gente, ya tendremos oportunidad en otro post). Tener dentro de la visión que lo que se generará será una metodología que eventualmente derive en cultura es muy relevante para cualquier plan de contenidos. En mi experiencia como “evangelizador” y “administrador del cambio” cualquier cultura organizacional comienza por metodologías asociadas a la personalidad de los líderes de la empresa.
  6. Seguimiento. Si no lo puedo seguir en un plan, con métricas y responsables de un proceso, entonces seguramente el plan fracasará ya que será un plan inexistente. Es tan importante la fase de planeación, yo diría en mi experiencia que el 50% del éxito de cualquier estrategia se basa en una muy buena fase de planeación, pero también puedo decir que el otro 50% del éxito se asocia a una muy buena fase de seguimiento. Formalizar el seguimiento con reuniones, por internet o presenciales, cada semana hacen que las cosas avancen. “Si ven que no se habla del tema es que el tema no está avanzando…”
  7. Mejora continua. Por definición ningún plan es perfecto. Si entendemos y asumimos esto, podemos afrontar los hitos de revisión, como puntos que obligadamente nos harán modificar la ejecución del plan. El éxito de los mejores administradores de proyectos está en, documentar las afinaciones al plan, impactarlas en los tiempos y movimientos del plan (procesos), informar y asegurarse que los operadores entienden las modificaciones y se sienten seguros de ellas para seguir operando. Pero aún más importante que esto, es la capacidad del administrador del proyecto de visualizar y modificar la visión, si está se modifica más allá de una cuantas palabras, entonces hay que hacer un stop de revisión a la estrategia.

Es importante como tip decirles que hay que acotar las fuentes de contenido, entre menos y de más alto impacto sean las fuentes, más fácil será controlarlas. En mi experiencia las mejores historias de desarrollo de contenidos que he conocido son las que comienzan por: una persona, una fuente, un tema, de ahí se desarrolla a tal vez a: una persona, dos fuentes, dos temas y hasta que no está controlado esto, no se debe integrar otra persona.

¿Cuándo nos damos cuenta de que ya fue un éxito la estrategia? Cuando opera sin la necesidad que el: dueño, director, general o directores de área estén presionando a que suceda. Pero sobre todo cuándo se integran nuevas personas al equipo de trabajo y parte de su entrenamiento tiene que ver con “los pasos para desarrollar una estrategia de contenido”. Hasta este momento podemos considerar que estamos haciendo cultura…

Si tienes cualquier duda o comentario al respecto mi correo electrónico es: Javier Murillo Acuña

Y si quieres asistir a alguna de mis conferencias visítame en: Axeleratum.com

O si quieres seguirme solo tienes que entrar a: My Twitter

No comments yet»

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: